Arqueología

Arqueología: viaje por la historia de Cuntis

Además de ser famosa por sus aguas termales,, y su inigualable entorno natural, Cuntis cuenta con una gran riqueza arqueológica al haber sido una importante zona de asentamiento romano en la antigüedad. Restos arqueológicos como castros y petroglifos son hoy uno de los principales atractivos turísticos de nuestra localidad y son el sello de identidad cuntiense.

Castrolandín

Castrolandín

Los yacimientos de Castrolandín datan de finales de la Edad de Hierro y son una clara confirmación del valor histórico de la villa cuntiense. Con unos mil metros cuadrados excavados, estos restos arqueológicos muestran claramente un antiguo asentamiento compuesto por murallas, fosos y restos de viviendas de un poblado de tamaño medio, en el que se calcula que pudieron estar asentados un centenar de personas. El buen estado de conservación y el trabajo realizado desde su descubrimiento permiten ver claramente cómo era la estructura de este tipo de poblados, ubicado en un paraje único y natural que merece ser visitado.

La Fundación Terra Termarum,

Creada en el año 2.000 para la causa, es la encargada de proteger y promocionar el patrimonio arqueológico de Cuntis, y el yacimiento de Castrolandín es su principal proyecto. Rutas y visitas guidas, celebración de campos de trabajo arqueológico, participación de estudiantes y voluntarios son algunas de las actividades que promueve esta fundación. Además, la Fundación cuenta con un espacio en el centro de Cuntis, con exposición de hallazgos arqueológicos y venta de cerámica de Castrolandín.

Situados en una colina del valle del río Gallo, a sólo un kilómetro del centro de Cuntis, los yacimientos cuentan con varios paneles explicativos con información sobre el yacimiento.

Parque arqueológico de Campo Lameiro.

Campo Lameiro

Muy cerca de Cuntis, ubicado en el municipio de Campo Lameiro, se encuentra uno de los parques arqueológicos más importantes de la península. Cuenta con un conjunto de arte rupestre y un centenar de rocas con grabados, además de ser el lugar donde se concentran el mayor número de petroglifos de toda Europa.

La visita al parque arqueológico supone echar la vista atrás y viajar en el tiempo hasta épocas prehistóricas, pudiendo admirar su legado en cada uno de los grabados y en las reconstrucciones de sus poblados. La visita, que puede ser libre o guiada, incluye el acceso a tres zonas diferentes que comienza con una exposición situada en el Centro de Interpretación para continuar hacia una impresionante área arqueológica con más de tres kilómetros de extensión, donde se encuentran muchas de las muestras más significativas del arte rupestre gallego y una gran cantidad de petroglifos. Además, la recreación de un poblado de hace unos 4.000 años completan la visita y ofrece una clara muestra de cómo era el día a día en la Edad del Bronce.

Petroglifos de Cequeril

La parroquia de Santa María de Cequeril, en Cuntis, concentra una de las zonas arqueológicas más importantes, dividida en cinco estaciones con diferentes tipos de petroglifos: Laxe dos Homes, Laxe dos Gatos, Outeiero dos Campiños, Outeiro do Casal y Outeiro do Galiñeiro.

Diseños antropomórficos que dibujan figuras femeninas y masculinas, cazoletas, representaciones circulares y cruces… Toda una serie de complejos grabados y de significado complicado que dan fe de la existencia de antiguos asentamientos en la villa cuntiense.

Petroglifos de A Ran

En el polígono industrial que lleva el mismo nombre se encuentra otro de los grupos de petroglifos de la zona de Cuntis, y aunque no se encuentra en su mejor estado de conservación, este petroglifo se caracteriza por ser el único en el que se aprecia la figura de varios ciervos

Mámoas

La época prehistórica dejó un importante legado en Cuntis: las mámoas. Se trata de túmulos funerarios característicos de la época del Neolítico, visibles por ser un amontonamiento artificial de tierra o piedras normalmente de tamaño circular que suelen indicar uno o varios enterramientos.

Las mámoas más conocidas en esta zona son las ubicadas en Campo das Tombas, donde se contabilizan hasta seis mámoas, las de Chan do Castro con un total de cuatro y las ubicadas en la zona de Petouto dos Mouros en Troans, donde se localizan otras seis.

 

Mapa de situación

Galería de Imágenes